Uniformes, queimadas y demasiadas columnas en la boda de Abi