¡Que no falte de na! Poderío, aires de Semana Santa y mucho flamenco en la boda de Bea