Tratan de cobrarnos 200 euros por un empadronamiento falso dentro de Madrid Central