"¿Estás segura de eso?", "¿No podías chillar?: las ofensivas preguntas a la víctima de la manada de Sabadell