Miles de pasajeros indignados por la avería de Renfe que se alargó casi 9 horas