El asesino confeso de Nelea dijo que se había marchado a Alemania