Un menor de 17 años ingresado en estado grave tras arrojarle un encapuchado ácido a la cara