El pastor luterano encargado del niño de Adeje se ofrece a hablar con el padre en prisión