La hija de la mujer asesinada en Olot encontró el cuerpo sin vida tras volver de fiesta