Carme Chaparro no entra en la provocación de Morillo: ''Aquí los sueldos son privados''