El pactómetro de Sánchez: acuerdos y una cuenta atrás para gobernar