La mujer a la que nadie vio en el debate electoral: la medidora de los tiempos