Peones “sin defecto psíquico o físico”: La polémica oferta de trabajo en Almonte