Se salva por muy poco de ser golpeado por un techo arrancado por el viento