Las penurias llevan a los venezolanos a cruzar el río Tachira para llegar a Colombia