Un paracaidista crea confusión en Los Ángeles