La policía encuentra colillas de los trabajadores que restauraban Notre Dame, que ya tiene su lona