La DGT instala líneas verdes en la carreteras convencionales para reducir la velocidad