Las autoridades de Canadá dan por muertos a los tres prestigiosos alpinistas desaparecidos tras una avalancha