Finaliza la pesadilla del crucero accidentado en Noruega