Una niña acaba ingresada tras practicar el peligrosísimo ‘Juego de la muerte’: estrangular a alguien hasta que queda inconsciente