La emotiva carta de un niño con autismo para que no prescindan de su profesora de apoyo