Estrellas y estrellados: los partidos se lanzan a la caza del fichaje mediático