Sánchez cree que está cerca de gobernar sin el apoyo de los independentistas