La empresa encargada de la restauración de Notre Dame no realizó trabajos eléctricos el día del incendio