Monedero pasa la mopa por el plató y recuerda a las limpiadoras del debate