Éste es el bidón en el que se escondió la presunta parricida de Godella