La desoladora imagen de una ballena con la cola seccionada frente a las costas de Tenerife