El asesinato de Déborah Fernández, la joven que salió a correr, sigue sin resolverse