La viuda de Ardines puso sobre la pista a los agentes tras notar la frialdad de su prima y su marido