La alfombra roja de los Oscars se llena de color de nuevo