Chantajes en la red: ¿Tenemos una confianza exagerada en internet?