Un visitante sin sombra: La ciudad romana de Zaragoza alberga una misteriosa figura