Investigación en Caspe: El convento encantado