La presencia de tres monjes “se cuela” en un accidente de carretera