La silueta de lo que parece ser un sacerdote “se cuela” en la fotografía de un palmeral