El misterio del "perro de los entierros": acompañaba a los vecinos en su último viaje