La mujer supuestamente poseída susurró a su marido dónde tenía un quiste estando en coma