El cierre de Iker Jiménez: “Haber nacido es el mayor de los misterios”