Josep Marimon, el joven leridano que sembró el terror asesinando mujeres y niños