Arranca la cuenta atrás para el gran conflicto, la guerra del agua