‘Cuarto Milenio' presencia los fenómenos extraños en un despacho de abogados