Mundo Insólito: Una cápsula en Shanghái permite conocer la sensación de morir