La meseta Marcahuasi en Perú presenta rocas con formas humanoides y animales