El planeta 9 no tiene rumbo de colisión con la Tierra: “El choque es imposible”