David Bowie presenció sucesos paranormales y temía a la magia negra