El piloto del Ejército rompía cada cosa de cristal que tocaba desde que vio a los ovnis