El protector en la nieve de la familia López pudo haber sido su padre