Mundo Insólito: El fantasma de sala se pasea por los salones en Japón