Lembroso demostró que determinados rasgos correspondían a un delito concreto